Hay diálogos interminables entre personas interminables. Hablar es un buen proceso, pero no siempre tiene que ser de la manera en la que estamos acostumbrados. El diálogo se puede extender hasta trastocar otros sentidos, otras formas. Si se habla como hablaramos siempre, entonces nuestra vida se llenaría de silencios.

Esta canción tiene buenos recuerdos, tiene bueno de lo bueno. Y me recordó algo que hablamos Mayra y yo el otro día: el amor es para los valientes. Los demás, los otros, pueden chingar su madre. Perdón la expresión, pero es cierta. Porque ELLOS se creen los dueños de nuestras vidas, de nuestros corazones, de nuestras almas. ELLOS no tiene derecho a esta canción, y no va dedicada a ellos. Esta canción es para los que creen; en qué, bueno, en esto: en que el mundo se puede cambiar para que todos tengan el mismo amor que nosotros, en que Juáez debe ser un mejor lugar, que la humanidad es hermosa de los pies al alma; que no hay género débil ni fuerte, sino humanos débiles y fuertes; que creen que el amor es la combinación para todas las cosas; que si no te quedas, y te arriesgas, entonces vete; que las noches más largas son las más bellas; que no hay palabras para resumirnos.

Esta canción es para nosotros, para los que soñamos con una vida mejor en esta; que nos duele el dolor de los demás, y somos felices con la alegría de los otros. Esta canción es para mi familia, aunque no nos conozcamos. Porque, qué es una vida donde las almas eternas se encuentran en un tiempo tan corto: el amor.

Así que esta canción es para ustedes, que no dejan morir.

Anuncios